Warning: include(D:\XVRT\\lacarolinaaquiyahora.es\Html\x5cadministrator\components/com_banners/tables/template.php) [function.include]: failed to open stream: No such file or directory in D:\XVRT\lacarolinaaquiyahora.es\Html\index.php on line 23

Warning: include() [function.include]: Failed opening 'D:\XVRT\\lacarolinaaquiyahora.es\Html\x5cadministrator\components/com_banners/tables/template.php' for inclusion (include_path='.;C:\php5\pear') in D:\XVRT\lacarolinaaquiyahora.es\Html\index.php on line 23
Industria en La Carolina
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
Industria

La fundación de La Carolina se produjo cuando en países europeos como Inglaterra se desarrollaba el fenómeno de la Revolución Industrial de manera que este fenómeno no pasaría desapercibido para Olavide que, desde el primer momento, quiso incorporar a su tarea fundacional el hecho industrial a las Nuevas Poblaciones, aunque lo agropecuario fuese el basamento fundamental.

Ya en 1775 La Carolina cuenta con una fábrica de seda. En esta misma década existían en La Carolina varias fábricas de paño fino, de felpas, terciopelos, sombreros y medias; una de agujas y alfileres, otra de pedernal, varias alfarerías e incluso platerías.

Tras este inicio floreciente la actividad industrial comenzará a declinar a principios del siglo XVIII. Este hecho supone que la incipiente industria prácticamente desapareció o en todo caso fue desmantelada o abandonada por los colonos, influyendo la desamortización de 1.835.

A mediados del siglo XIX, 1846, el panorama no ha cambiado sustancialmente aunque el impulso minero que comienza a vislumbrarse en el horizonte hace que La Carolina comience a ver si futuro con un cierto optimismo. Las célebres fábricas de tejidos aún continúan aunque muy deterioradas; sólo quedan tres telares para paños y capotes que habían adquirido una merecida fama en décadas anteriores y cuya producción es prácticamente absorbida por la población y las circunvecinas.

Durante esta primera mitad del siglo XIX, destaca la creación de la fábrica de municiones cuya producción es exportada a otras partes de España. También se crean dos fundiciones de plomo.

El proceso industrial continúa durante la segunda mitad del siglo XIX con grandes altibajos pero siempre en aumento debido al fenómeno minero. Ya en las primeras décadas del siglo XX La Carolina disponía de fábricas de aceite (9), fábricas de ladrillos (4), aserraderos de maderas (4), fábricas de jabones (3), fábricas de embutidos (2), etc.

En cuanto a la minería, dicha actividad ha sido un factor primordial en la configuración de esta ciudad a partir del siglo XX. Cuando empiezan a instalarse las primeras compañías extranjeras en La Carolina, la ciudad comienza a dar un giro de 180º en su modo de vida, transformándose en todas sus estructuras. Así pues el carácter eminentemente agrícola fue convirtiéndose en minero e industrial.

Desde finales del siglo XIX y comienzos del XX las inversiones extranjeras (inglesas, francesas, belgas, etc) no se limitaron sólo a la búsqueda de mayores yacimientos de mineral, sino que ocuparon concesiones abandonadas por los elevados costes de mantenimiento y desfase de maquinaria. El empleo de nueva maquinaria imprimió otro ritmo de explotación a las minas, haciéndolas rentables y atrayendo la atención de nuevas compañías. Este esplendor minero tuvo su consecuencia en cuanto a la población.

Así, a finales del XIX los habitantes se habían quintuplicado con respecto a inicios de siglo. Tal situación permanecería constante hasta la década de 1940. Ello tuvo su principal causa en el desarrollo y explotación de la riqueza minera, que atraía no sólo a inmigrantes sino también a un número muy importante de trabajadores agrícolas del entorno, paliando de este modo las dificultades de empleo en una agricultura caracterizada por la estacionalidad.

El cierre progresivo de los establecimientos mineros provocó una fuerte corriente emigratoria, sobre todo a partir de 1.950. Las actividades mineras quedaron reducidas a los trabajos de 2 grandes empresas que cerraron definitivamente a principios de 1.960.

El cierre progresivo de los establecimientos mineros provocó una fuerte corriente emigratoria, sobre todo a partir de 1.950. Las actividades mineras quedaron reducidas a los trabajos de 2 grandes empresas que cerraron definitivamente a principios de 1.960.

A partir de la década de los 60 y hasta la actualidad, La Carolina, carente de término municipal agrícola realiza, gracias a los distintos programas públicos de promoción empresarial, un constante proceso de industrialización. Desde entonces se ha producido un crecimiento continuo en el número de empresas instaladas, lo que ha continuado, con distintos altibajos, hasta la actualidad.

 

b2b La Carolina


Sello 1- Color

AYUNTAMIENTO DE LA CAROLINA.

OFICINA MUNICIPAL DE PROMOCIÓN ECONÓMICA Y FORMACIÓN.

Avenida de las Huertas, 10. 23200. La Carolina (Jaén).

Tlf. 953-680967 / 681741  

Correo electrónico: info@lacarolinaaquiyahora.es    info@lacarolina.es 

Página web: www.lacarolinaaquiyahora.es

¿Como llegar?

Indícanos tu dirección y te facilitamos la ruta hasta nuestro municipio.

Copyright © 2017. La Carolina aqui y ahora. By A3 Grupo de Comunicación Grupo de Comunicación